[#159]

Hoy día nos vemos obligados a trabajar la cultura en medio de una multiplicación exacerbada de las exigencias e influencias del mercado y una disminución ostensible de las ideologías. Se nos priva del carácter político, social, poético de la cultura. Nos quedamos en mera cadena de transmisión mercantil. En auténtica franquicia de las industrias culturales. Optemos por la desobediencia estratégica como método.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: