[#199]

Considerar una capitalidad cultural (por poner un ejemplo) por sus grandes fastos, sus extraordinarios edificios, su pasado glorioso… no es sino distorsionar definitivamente el concepto cultura. Mercantilizarlo. La habremos posicionado dentro de los importantísimos calendarios internacionales. Pero ¿cómo son sus creadores, dónde están sus ciudadanos, su tejido asociativo, dónde la construcción de ciudad…? Una ciudad capital de la cultura es una ciudad donde el espíritu creativo, participativo, cohesivo, comprometido, innovador… se respira y se propicia desde la calle. Lo demás es parafernalia.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: