[#250]

Las instituciones culturales todavía funcionan como máquinas molares en las que se pretende un control detallado de lo que sucede en la calle. Una demanda inútil ante el funcionamiento molecular de las sociedades. La cultura como cuerpo cyborg esta muy lejos de las estructuras analógicas institucionales.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: