[#254]

La reducción a producto de las prácticas culturales supone una estrategia de dominación estupenda por parte de las instituciones de poder. Ellas han establecido la regla de consumo a partir de dos intervenciones básicas: la futbolización de las sociedades (seguimiento ciego del lider, identificación exrtrema con “los nuestros” –los colores– “aunque pierdan”, priorizacion de lo propio, externalizacion de las responsabilidades –el arbitro nos ha robado el partido–, identificación de un enemigo común, glorificación del simplismo…) y la banalización de los contenidos.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: