[#449]

Ni el estado ni las administraciones deben ser el único agente cultural activo. Abandonarla en sus manos, aunque sea como simples mediadores, es ofrecer una cara  interventiva . Es decir, es alejarla del fundamento esencial interactivo. Es caer en una especie de anemia. La cultura no es del estado ni de sus instituciones, es de la sociedad. Por cierto, como la política.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: