[#562]

Ceñirse al sistema de normas, hacer una cultura ortodoxa, contribuir a la domesticación es algo que hacemos de buena gana desde las instituciones porque nos simplifica la vida, reduce los esfuerzos y los conflictos con el poder y modera la incertidumbre. Verdaderamente es una tragedia.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: