[#622]

Si en los últimos años quienes hemos trabajado en cultura, y a pesar de los enormes y encomiables esfuerzos de determinadas organizaciones (véase CGLU, Interlocal…) y gestores, no hemos sabido infundir convenientemente entre las élites políticas la verdadera nauraleza de la cultura (más allá de declaraciones que luego quedan vacías), si no hemos logrado incorporar acciones decididas más allá del discurso bieninencionado ¿qué nos está impidiendo cambiar o radicalizar el discurso? ¿qué nos impide parar y reflexionar sobre su contenido? ¿por qué no avanzamos más allá de una actitud de apariencia suplicativa?. Si sabemos qué hay que hcer y lo hemos dicho tantas y tantas veces ¿por qué no lo hacemos?

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: