[#627]

Seria deseable una nueva generación de gestores culturales que haga las cosas de otra manera. Con una orientación marcadamente social que se acerque al ciudadano y de respuesta a sus intereses. Que se atreva a olvidar las normas ajenas. Que destierre el discurso como estraegia mediática. Que desee cambiar la vida de los lugares y se aleje de la ortodoxia y el credo. Que cultive las ideas por encima de las cifras. Que haga inagotable lo cotidiano. Que convierta el espejismo escaparatista en un lugar habitable. Que explote la idea de convivencia y priorice las necesidades esenciales. Que abra a la comunidad la zona de decisiones. Que se atreva con la nanocultura. Que plantee la reflexión continua y vincule. Que salga de la endogamia y se contamine.  Que aborde la cultura como actividad política (nada hay tan político como la cultura) sin partido. Que trabaje en la recuperación de los sistemas de valores y recupere la función social de la cultura. Que se autoorganice con la comunidad. Que actúe como catalizador de la creatividad ciudadana. Que sea Bartleby…

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: