[#640]

El declive de la política cultural vigente proviene de algo muy concreto: La intelectualidad, en nuestra transición, instruye y señala caminos de pensamiento, de análisis, de crítica social y de compromiso. Poco a poco ese discurso de compromiso y de libertad se va diluyendo en una clase política totalmente ausente de ideología y anclada en un determinismo partidista, oligárquico y centrado en la dominancia de un discurso plano y de corte liberal. Cualquier argumento se fundamenta en la economía como paradigma de desarrollo (qué desarrollo) olvidando la humanidad en sus miles de otras vertientes y considerando esta orientación financiera el único fin y destino. La cultura parece que no es menos y hoy, por desgracia, no puede hablarse de ella si no lo hacemos desde estos términos. La reducimos de un modo tan majadero que la privamos del alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: