[#688]

Si la cultura que consumimos es únicamente la que se genera bajo el patrocinio y vigilancia de los estados y los mercados, los receptores, los públicos, los consumidores tan solo pueden acceder a lo que a estos les parece conveniente en cada momento. Es un trágico modo de limitar la cultura. Es un modo trágico delimitar la sensibilidad. Es un modo trágico de homogeneizar las sociedades. Dejen al mercado que así actúe, ni en vano su esencia es la homogeneización para la facilitación del consumo y, con ello, el aumento de las ganancias. Dejen al mercado que distribuya lo que quiere vender y opten porque los estados y los gobiernos locales sobre todo favorezcan la creación abierta.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: