[#724]

Sin la calle la política cultural es tan solo una puesta en escena, una interpelación que no busca sino el mantenimiento, a través de los bálsamos, de un poder cada vez más controvertido. También suelen poner incienso para ocultar los tufillos, de eso se ha aprendido mucho en las catedrales.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: