[#725]

Las culturas mínimas, las culturas tímidas (ya he hablado de ellas en alguna ocasión) tienen la capacidad de reinventarse y reproducirse sin el lastre que soportan aquellas otras que permanecen atadas al mercado, a las grandes manifestaciones, a la necesidad de ser rentables. Las culturas mínimas son el germen para conseguir una ciudadanía crítica y comprometida. La cultura de la ciudadanía es la que de verdad compone las señas de identidad de una sociedad. La cultura de estado no es más que propaganda y fachada institucional.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: