[#768]

Parece ser que la nueva oligarquía ha tomado para si la “cultura que no le pertenece” y la administra a su antojo como antes hacía con la tierra. Expolia los universos creativos e impide la generación de imaginarios abiertos, múltiples, ricos, variados… para luego, con grandes dosis de cinismo distribuir la cultura como se distribuyen las simientes patentadas. Todos hemos colaborado en mayor o menor medida a que este modelo de cultura cercada haya ido extendiéndose. Despojar y luego confinar en grandes templos. Quizá vendría siendo necesario organizar “asentamientos culturales” alrededor de ellos que permitan generar nuevos discursos, nuevas plantaciones. Asentamientos que no necesitan ser físicos sino ocupar la inteligencia colectiva, la inteligencia ciudadana. El control de las semillas, el control del imaginario. El control del agricultor, el control del cultor. Tendremos que estar atentos para que la tan aplaudida profesionalización de la cultura no acabe formando capataces para gestionar estas tierras ocupadas. De la cultura propietaria a la cultura social, por favor. ¿La acción cultural directa?

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: