[#816]

El gestor cultural como mediador  de conocimiento.
Una evolución en el concepto y las funciones de la profesión.

 

Sin entrar en las diferentes etapas por las que ha pasado la profesión  desde que la animación sociocultural comenzó a dinamizar colectivos y comunidades a través de la cultura, hasta la mercantilización actual de los procesos (salvando excepciones y sobre todo en esta parte del mundo casi todo se resuelve con la distribución de espectáculos varios), pasando por los diferentes manifiestos-documentos-consideraciones-rutas que organismos políticos, más o menos macro, han venido redactando para construir un andamiaje de la cultura (que luego ya hay quien se encarga de ignorar), lo evidente de verdad es que la sociedad se ha transformado y que, por ello, la integración de la intervención cultural en las políticas de desarrollo, en las agendas de los gobiernos, en los esquemas técnicos, debe ser revisada en profundidad con un fin primordial: engarzarse de nuevo con los procesos sociales. Modificar no solo las estructuras (bien sabemos la inercia natural de las administraciones y sus rígidos esqueletos) sino también las mentalidades que, en definitiva, son lo único que pueden de verdad ejercer efectos de cambio.

Quizá se trata de incorporar en estas instituciones  unidades de pensamiento que puedan proponer modelos de innovación sustentados sobre plataformas de conocimiento, que den sentido a toda la teoría generada, a todas las indicaciones propuestas y que se avance en la aplicación de modelos que puedan avanzar de modo más o menos paralelo a lo que avanza la sociedad. Dominamos la programación, no cabe duda de que en todos los lugares se generan estupendos eventos, vayamos a por el conocimiento y generemos desde su mediación campos de cultivo desde donde se remueva la nueva cultura de la cultura. Una integración de personas, funciones y tecnología.

 

Porque no podemos olvidar que una de las labores fundamentales de la políticas públicas de cultura debe fundamentarse sobre la creación de oportunidades y la generación de recursos de conocimiento que permitan canalizar las posibilidades y los recursos suficientes para que la sociedad, madura en su conjunto, sea la dueña de la cultura que compone y organiza. Evolucionar de la gestión a la mediación. Las instituciones se convierten en plataformas abiertas que se relacionan con el entorno y facilitan la interacción con la comunidad. Que se abren a la abundancia de contenidos y que localizan, filtran, distribuyen y aprovechan ese conocimiento latente y evidente. Una especie de gestión de sistemas de conocimiento cultural. Una especie de semantización de la gestión cultural en la que toda la información se va organizando en cajas y etiquetas para su distribución y consumo.  Una estructura que ensambla contenidos y que convierte a las administraciones públicas en servicios RSS.

 

Es evidente que desde esta perspectiva la institución pública no se caracteriza por la generación de un conocimiento “original” (es imposible, por otra parte, en ese régimen de aislamiento en el que se han instalado) sino que lo contextualiza de forma colaborativa e integrada en un entorno abierto y comunitario. Una especie de código abierto en el que, luego, cada usuario reforma según sus necesidades.

 

Estamos hablando pues de una cultura conectada que no pertenece a nadie sino que esta contenida en una masa compleja, que no muestra sino que interactúa, que traspasa el canal unidireccional de oferta-consumo, que es proactiva como objetivo. Una cultura en la que el gestor pierde (o modifica) su función tradicional para que la sociedad se apropie de los mecanismos necesarios y la calle actúe en un modo, digamos, DYS. La cultura de la inteligencia colectiva. La evolución cognitiva de la cultura.

 

Un modelo en los que la institución no “vende” cultura sino que propicia una sociedad creativa a través del filtrado y la distribución de contenidos de conocimiento, un modelo en el que la acción ya no viene desde arriba sino que se distribuye y genera en un entorno colaborativo, participativo, ausente en su totalidad de modelos de competitivos.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: