[#823]

La desideologización de la cultura y la moderna defensa de que no existe la derecha ni la izquierda no es sino la reposición de los argumentos que Mussolini ya empleó con claridad: “el fascismo no es de derecha ni de izquierda…” y que luego José Antonio Primo de Rivera aplicó también a su Falange. Esta actitud nos lleva directamente a la victoria de los totalitarismos que, en este momento, se referencian estupendamente en la reconstrucción ultraliberal del capitalismo. Todos estamos haciendo algo para que esto suceda. La izquierda y la derecha tienen objetivos bien claros y distintos.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: