[#853]

Cuando se pide “algo concreto” desde la gestión política de la cultura a menudo es que no se sabe qué pedir, que se menosprecian las labores de investigación, reflexión, conocimiento, cooperación… consideradas habitualmente como “no hacer nada”. Cuando esto ocurre es que no se comprende el entorno y el alcance amplio de la cultura. Como en educación cuando corren malos tiempos y se eluden todos los campos que no son instrucción para el mercado laboral, un mundo laboral, por cierto, limitado. La mediocridad de lo instantáneo.

Sin embargo nada es más necesario que abordar una cultura que centre la atención en, digamos, los aspectos socráticos de la cultura, la que la hacen argumentativa y compiladora.

Porque la cultura no se dirige a una ciudadanía de ignorantes, al contrario, muchas veces sabe más que el técnico o el político. En este sentido el modelo de crecimiento cultural por incremento de oferta de productos no puede sustentarse en un mundo en el que el conocimiento es cada vez más amplio, cada vez más instalado en los comunes.

Ese “algo concreto”, actividades muchas de las veces programadas sin encuadre reflexivos supone la expresión de una decadencia intelectual de las políticas públicas de cultura. La ignorancia especifica.

Quizá sea necesario perseguir escenarios de gestión culturalmente más capacitados.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: