[#878]

La energía invisible. Efectos inducidos en un supuesto vacio. En un aparente estado de “cultura cero”. Todo parte de ese error que comentaba de comprender la cultura como manifestación. De comprender la cultura como un estado de producción y consumo. Es evidente que en ello se fundamentan, en su mayor parte, las políticas públicas de cultura. Se olvidan esas energías ocultas. Pero toda cultura es el resultado de la intersección de sistemas mentales más allá de sus efectos materiales. Porque la cultura no es únicamente la materia visible sino todo aquello que nos empuja a determinados comportamientos. Y también es evidente que la materia no visible es mucho más densa e importante que la manifiesta. Inmersión en el prevacío. Una especie de metáfora de lo que ocurre en el universo, entre la materia visible y la oscura tan solo ocupan algo así como el 30%. El resto es “energía perdida”. Algo así como las culturas ocultas o perdidas. La teoría de las culturas ocultas. La potencialidad de estas sugiere el surgimiento de las culturas observables. El orden implícito y el orden explicito.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: