[#884]

El viejo modelo de la gestión de la cultura local debe revisarse desde los soportes mentales más que desde las estructuras. Aunque estas últimas sean las que van a ser el soporte “físico” del cambio, nada conseguimos si con ello no viene una más que necesaria oxigenación de los cerebros.

La gestión euclidiana, la administración en su vertiente más dura e inflexible (inflexible no sólo en proceso sino en alma) no hace sino transmitir sus patrones a cualquiera de los posibles planes e intenciones apuntados en el formato que sea.

La decadencia de la cultura local no es otra que el enroque en los modelos de conservación y distribución, en la dificultad de contaminación, de permeabilización. En la todavía actitud soberanista de unas instituciones que confunden delegación (la encomienda de los ciudadanos para la gestión de los asuntos públicos) con apropiación (la usurpación de las decisiones)

Los flujos de conocimiento son los verdaderos y únicos mimbres pasa construir una cultura local sana.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: