[#856]

 

El permiso para trazar acciones socioeconómicas desde la cultura de modo que exista una comunicación multidireccional para el avance. La interconexión  de un triangulo compilador que permita mezclar, desordenar y perturbar las acciones “tradicionales” de la cultura local, que permita superar los discursos de PIB y canalizar un razonamiento desde el IDH. Emprendimiento heterodoxo.

Definitivamente el trabajo para la cultura no solo se promueve y organiza desde las lógicas de la distribución. O al menos así debería interpretarse. Sencillamente porque, volvemos al germen, la cultura supone la configuración de modelos de sociedad, de modelos relacionales y comportamentales. La esencia ciudadana.

Debe existir una correlación entre la cultura analítica, la cultura experimental y la cultura aplicada. No se puede ser demasiado optimista en cuanto a futuro de nuestras sociedades si no existe una revisión drástica de los procesos y las prácticas culturales desde el entorno local. La implicación de los esfuerzos intelectuales, los de gestión y los de suministro una visión y un posicionamiento sistémico y holístico que debe incorporar líneas de pensamiento y acción confluyentes entre las diferentes realidades, necesidades y sensibilidades.

Espacios conectados.  Enlazar los vértices de este triangulo conformador mediante vínculos que se entrecrucen, que se confundan, que se complementen… puede generar un campo de energía cultural propicio y adecuado para el logro de sociedades criticas y comprometidas.

El potencial cultural de las sociedades, de las comunidades es infinito si se desbloquean esas parcelas estancas en las que parecen estar ancladas las políticas públicas de cultura. Si conservamos los valores obsoletos de una cultura local fragmentada los resultados también serán rancios, inmóviles, ineficaces. Más allá de la cultura del acontecimiento se necesita una cultura social cooperativa que evolucione hacia modelos que eliminen las paradojas del bloqueo por competencias, un circulo vicioso que impide la flexibilidad y la concatenación necesarias para destruir esa inmovilidad administrativa que todavía nos caracteriza.

Señalar rutas abiertas y confluyentes que permitan un sistema interconectado, que funcione a partir de la contaminación, de la transmisión. Una estructura de comportamientos que se une en un ecosistema coherente que deje sus huellas en el resto de los componentes.

Nada es casual, coevolución, diseño progresivo. Quizá es un error creer que la cultura es materia y gestionarla como tal. La cultura es energía.

Y bien pensado, quizá más que un triángulo deberíamos pensar en un cuadrado en el que la educación, es decir, la acción desde los primeros momentos de la vida ciudadana, tome un valor importante en la orientación  que contextualice lo emocional y lo social dentro de la formación integral de los individuos. La formación, más bien instrumentalización según lo observado en los últimos tiempos, no obedece a la torpe tarea de llenar los cerebros humanos con datos sino de vitalizar las estructuras de pensamiento para alcanzar un grado de conocimiento tal que conduzca a una verdadera vida en libertad critica. ¿Cuál sería el camino para que se tomara conciencia de esta necesidad? ¿Por qué “todos” aman el fútbol?  Es evidente que las estrategias educativas adolecen de sentido de cultura.

Dibujo

En todo caso la cultura no permanece en departamentos estancos sino en las mentes burocráticas

 

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: